Celebraciones íntimas

Ahora que tenemos multitud de celebraciones con mucha gente, no es de extrañar que también queramos tener un momento de más intimidad. Aunque se trate de una celebración también, sólo nos apetece compartir ese momento con quien lo celebra con nosotras o con pocos testigos.


Así que ya no debería sorprendernos si no somos invitados a una boda multitudinaria ni a un cumpleaños con 35 niños. En estos casos, lo mejor es no sentirse menospreciado o apartado de la celebración, pueden darse muchas razones para tal motivo: ahorro de costes, personales, compromisos innecesarios, facilidad para la organización...

Nos centramos en las bodas porque suele ser el evento que más controversia trae siempre, pero se puede extrapolar a todo tipo de celebraciones: bautizos y comuniones, cumpleaños, reunión de amigas y hasta funerales.


Tenemos en mente que una boda debe tener como mínimo 50 invitados (y ya podría considerarse una boda íntima porque en realidad son pocos). Sin embargo, un enlace entre dos personas es lo más personal que puede existir y la relación y el modo en que ellos quieran celebrarlo debe ser siempre respetado.


Nos hemos visto, no en pocas ocasiones con novios que sólo quieren que estén los testigos presentes, que en la mayoría de los casos suelen ser los padres, familiares o amigos muy íntimos

Comprendemos que puede ser frustrante para algunas personas no verse entre la lista de invitados, pero insistimos en que este tipo de celebraciones es algo muy personal.


La mejor manera para celebrar este tipo de enlace es buscar un lugar donde haya un espacio reducido (para que no de la impresión de estar apartados en una esquina) donde no debe faltar la mesa de comensales con la decoración que los novios deseen. En éste, más que en ninguno se puede expresar con total libertad lo que los novios deseen: desde una temática concreta a una decoración sencilla y minimalista. 

Entre menos cargada mejor, teniendo en cuenta que son pocos los invitados y mejor que ellos no conocerán a los protagonistas. Además, que al ser un número tan reducido de personas entre menos elementos interfieran en la conversación mucho mejor.

Para aquellos que se hayan quedado con ganas de celebrar en multitud o si los novios lo prefieren, les dejamos con una propuesta a modo de próximo post: la celebración alternativa a la boda.
Básicamente se trata de hacer una celebración más informal, tipo fiesta en casa o alquilar un local y compartir con amigos sin tener la tensión del día del enlace y estar más relajados y contentos.

¿Qué les parece esta idea?
¿Es algo en que habían pensado o no les gusta nada este nuevo concepto de celebración?


Fuente imágenes: Pinterest

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...