8 ideas para bodas de presupuesto ajustado

Piensa en tu boda como en un viaje que sólo podrás hacer una vez en la vida: elige el destino, la maleta, el acompañante, la ruta diaria, sitios donde comer, qué visitar...teniendo en cuenta que no podrás volver a ese mismo lugar nunca más, y que tu presupuesto tiene un límite. Cuesta decidirse ¿verdad?

Organizar una boda es más complicado que planificar un viaje, obviamente. Te lleva todo un año (como mínimo) y además no siempre podemos permitirnos todo lo que nos gustaría, al igual que cuando viajamos. Pero siempre podemos utilizar algunos trucos para que nuestro día más soñado se convierta en el mejor viaje que podamos hacer, sin salirnos del presupuesto disponible.



Temporada baja
Siempre hay unos meses en el año que tanto los viajes como el alquiler de los restaurantes, por ejemplo, son más asequibles que el resto del año. Aprovecha esta temporada para casarte si lo que quieres es ahorrar en la celebración y en el viaje de novios.


Limitar el listado de invitados
Esto es un punto algo crítico en todas las parejas casaderas. Empiezan las discusiones sobre quién debería ir o no a la boda, ya sea por cuestiones monetarias u otras razones. La mejor solución es limitar el número de invitados: pueden decidir un número total de personas a invitar y dividirlo como deseen, o pactar un número de invitados para cada uno de los novios, o incluso pueden decidir hasta dónde llega el grado de familiaridad que puede asistir a la boda (para no cargar con una prima de Cuba que ni conoces). También pueden dejar una "lista de reserva" para cubrir las posibles bajas que puedan surgir y no desperdiciar el catering ya contratado.


Alquiler de trajes
Esto también pasa cuando vas de invitado a una boda, da cierta pereza comprar un vestido o traje sólo para unas horas, si sabes que nunca más te lo pondrás, más aún en el caso de tu boda. La opción de alquiler de vestidos tanto para ella como para él e incluso para los padrinos y pajes, es una práctica que se está extendiendo cada vez más, y actualmente podemos encontrar variedad de comercios que se dedican a ello.


Ahorrar en la comilona
Es decir, no tiene que ser un gran banquete, puede ser algo sencillo, un brindis, un picoteo, un buffet, e incluso una fiesta informal con los más allegados. Podemos poner música de fondo, ahorrando en la ambientación musical. El picoteo puede estar servido antes de llegar, por lo que no necesitarás servicio de catering durante todo la celebración. Puedes cerrar un precio también para las bebidas, sin extralimitarte durante la comida. Otra de las nuevas prácticas que está en auge para parejas con presupuesto limitado es que cada uno pague su cubierto. Por supuesto, todo esto tiene que estar avisado a los invitados, para que no se lleven sorpresas. PD: Todas estas medidas pueden convertirse en formas para "ahorrar" en invitados.


Destino de la luna de miel
El viaje es cosa de dos, y quizás es donde más pueden ahorrar. Los destinos más baratos pueden ser: Túnez, Portugal, Marrakech, Hungría, Italia... También pueden viajar por todo el territorio español sin necesidad de coger un vuelo, conociendo rincones mágicos de nuestro país.

Decoración DIY
Otro de los gastos más manejables es este punto. Decoramos el sitio de la ceremonia, el transporte de los novios, el lugar de la celebración... Podemos reutilizar materiales fáciles de conseguir y con unos cuantos tutoriales de Youtube, tendremos una ambientación ideal para la boda.


Asesoramiento de Imagen
Dirán, ¿se han vuelto locas? ¡No! En absoluto, el asesoramiento en imagen ahorra tiempo y dinero. Irás a los comercios especialmente elegidos para tu presupuesto y para tus preferencias, por lo que encontrarás lo que buscas sin estresarte ni sobrepasarte en tus ideas iniciales de gasto.


Wedding Planner
¡Ahora están de atar! ¡Pues tampoco! ¿Por qué? Porque le dirás a la WP, mira este es mi presupuesto, haz maravillas con él y consígueme la boda que siempre he querido. ¡Así de fácil! 



Moraleja: los servicios de Asesoría de Imagen y Wedding Planner, más que un gasto suponen un ahorro en preocupaciones, tensiones, indecisiones, carreras, búsquedas, y por supuesto en dinero. 


12 comentarios:

  1. Yo por eso no he querido nunca casarme... Solo de pensar la que hay que liar por sentirte protagonista un día, no es para mí. Además lo de estar pendiente de que todo el mundo se encuentre a gusto (porque esa es otra) ya creo que te quita la posibilidad de disfrutarlo plenamente. A mí me da alegría que las personas que quiero se casen pero definitivamente yo no nací para hacerlo. Eso sí, este año tengo unas cuantas, así que si sacas algunos consejitos para invitados, yo encantada de volverme a pasar. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Creo que una boda con un picoteo bien organizado y con un candy bar es una buena idea, al final tanta comilona no le viene bien a nadie jejeje

    ResponderEliminar
  3. un viernes también es uan opción más económica ;)

    ResponderEliminar
  4. Buenas ideas :) Se las comentaré a una amiga que si dios quiere para este año que viene se me casa,Buen post :)

    ResponderEliminar
  5. El tema de alquilar el traje como invitada alguna vez me lo he planteado, pero como siempre elijo algo que pueda volver a usar lo termino descartando.
    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Que grandes ideas!!!!Yo la verdad es que he disfrutado mucho preparando mi enlace y haciendo yo las cositas pero entiendo que para quien no le guste sea mas una angustia. Las ideas son muy buenas que en ocasiones se nos van los dineros y nos podemos ahorrar mucho con esos consejos.

    ResponderEliminar
  7. Pues me voy a casar este verano y vamos a organizar la boda en menos de seis meses, creo que una boda reducida con los mas allegados y para nosotros es lo mejor, disfrutar de nuestro día con los que más queremos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapas!
    La verdad es que no me he casado, y de momento.. no tengo planes para ello jejeje.
    Pero sí que siempre he pensado que si va a ser "nuestro día", quiero implicarme lo máximo posible, y ya no solo por ahorrarme unos eurillos, que obviamente no viene mal, sino porque creo que un evento como este tiene que ser TUYO con todas las letras. No se, he ido a muchas bodas en que los novios parecen títeres, y la verdad, no me gustaría algo así para mí.
    Hace dos años se casó mi hermana, y aunque fue un "bodorrio", vamos que a mí me gustan las cosas más sencillas y con menos gente, lo que sí admiré de ella y ayudé en todo lo que pude, es que cuido personalmente cada detalle. Se hizo sus propias invitaciones, creamos nosotras los detalles de 200 y pico personas (cada vez que lo recuerdo tengo pesadillas jajajaja)..etc. Vamos lo que quiero decir, es que la vivió al máximo. Y a pesar de los nervios, hoy en día siempre que hablamos de ello se le ilumina la cara, simplemente porque fue al 100% su boda.
    A pesar de todo ello, creo que tener un o una asesor/a que te ayude, aunque sea solo a focalizar tus ideas, claro que es de muchísima ayuda. Y ya no solo hablo para bodas, sino para muchos otros tipos de eventos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ummm no me ha llegado aún el día pero cuando llegue me volcaré para que sea lo mas bonito o especial y de forma más intima para celebrarlo con los míos. Un besote

    ResponderEliminar
  10. A mi es que las bodas convencionales no me gustan nada. Cuando nos casamos, lo decidimos en agosto y ese mismo noviembre nos casamos. Lo hicimos por lo civil, con la familia más cercana, vamos que llevábamos unos 50 invitados y mi vestido no era de novia tradicional, era un sencillo traje de ceremonia. Lo mejor para nosotros: el viaje.

    Y con todo esto lo que quiero decir es que no siempre una boda tiene que ser complicada ni costar un dineral ni siquiera hay que estar planificándola un año, por lo que opino que si no sabes por donde tirar lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda de un asesor porque así si que podrás disfrutar de tu boda, sea como sea, y de paso ahorrar unos euritos que te puedes gastar en el viaje!!

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  11. Pues bien mirado a veces un pequeño gasto te supone un ahorro, muy bien visto

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo en que se puede ahorrar en muchos aspectos. Lo importante es la ilusión con la que lo hagas y lo bien que hagas sentir a tus invitados. Así ellos estarán contentos y tu también.

    ResponderEliminar